Los movimientos populares llaman a recuperar los sistemas alimentarios del control corporativo

Comunicado de prensa
5 de junio, 2021

Movimientos populares unidos para contrarrestar la cumbre de la ONU – Llamado para recuperar los sistemas alimentarios del control corporativo.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el 5 de junio, los movimientos populares y las organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo lanzaron hoy la Cumbre Mundial de los Pueblos (GPS, por su sigla en inglés) sobre sistemas alimentarios, una contracumbre a la Cumbre de sistemas alimentarios de Naciones Unidas (UNFSS, por su sigla en inglés). Los organizadores de la GPS se encuentran entre los cientos de Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC)y organizaciones de pueblos indígenas que anteriormente han expresado críticas a la UNFSS por sus vínculos con las grandes empresas y la exclusión de los pequeños productores rurales de alimentos.

“El tema del Día Mundial del Medio Ambiente de este año se centra en la restauración de los ecosistemas. Para restaurar los ecosistemas necesitamos recuperar nuestros sistemas alimentarios y desmantelar el control corporativo. Las políticas neoliberales existentes en la alimentación y la agricultura destruyen el planeta. La continuación e incluso el fortalecimiento de estas políticas favorables a las empresas, una dirección clara que está tomando la UNFSS, significa una mayor destrucción del ecosistema. Por el contrario, la Cumbre de los Pueblos servirá como un espacio para abordar la transformación de nuestros sistemas alimentarios a favor de las personas y del planeta, de manera justa, equitativa, saludable y sostenible ”, dijo Razan Zuayter, co-presidente de la Coalición de los Pueblos por la Soberanía Alimentaria. (PCFS).

Sarojeni Rengam, directora ejecutiva de PAN Asia Pacífico (PANAP), dijo que la GPS es un rechazo de la captura corporativa, ejemplificado por la asociación estratégica entre la ONU, el Foro Económico Mundial, y la #ToxicAlliance (alianza tóxica) que se formó entre la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y CropLife International, una asociación industrial de los principales fabricantes de pesticidas del mundo. “No vamos a aceptar el dominio de los intereses corporativos sobre los espacios de políticas públicas. La Cumbre de los Pueblos es un llamamiento a enfrentar la corporativización de los sistemas alimentarios, en los que un puñado de empresas controlan la tierra y los recursos productivos y el modo en que producimos nuestros alimentos, con soluciones tecnológicas perjudiciales que hace tiempo están desacreditadas. En el corazón de la transformación genuina de los sistemas alimentarios se encuentra el derecho a la alimentación, la soberanía alimentaria de las personas y la agroecología, todo lo cual la UNFSS omite”, dijo Rengam.

La Cumbre de los Pueblos se compone principalmente de movimientos de campesinos sin tierra, trabajadores agrícolas, pescadores, indígenas, mujeres y jóvenes del medio rural, es decir, pequeños productores de alimentos que producen el 70% de los alimentos del mundo .  Sin embargo, se encuentran entre los más pobres y padecen de inseguridad alimentaria.

“El tema de la falta de tierras y el acaparamiento de tierras no está en la agenda de la UNFSS. En ninguna parte de sus llamadas “Pistas de Acción” se destacan tendencias críticas como la concentración y reconcentración de la tierra en manos de las grandes empresas agroalimentarias y su red de terratenientes y compradores locales, ni el desplazamiento masivo de las comunidades rurales para dar paso a las grandes inversiones privadas y a los grandes proyectos de desarrollo”, afirmó Chennaiah Poguri, presidente de la Coalición Campesina Asiática (APC).

Jiten Yumnan, del Movimiento Internacional de los Pueblos Indígenas por la Autodeterminación y la Liberación (IPMSDL), añadió: “La Cumbre no aborda las violaciones masivas de los derechos humanos que infligen estos proyectos de agresión al desarrollo, que causan la falta de tierras y el empobrecimiento de las poblaciones rurales, especialmente de los pueblos indígenas. La afirmación de nuestro derecho a la autodeterminación, a nuestras formas de vida y a nuestros sistemas alimentarios autóctonos se enfrenta a menudo a la criminalización y la difamación, e incluso el asesinato. Las empresas acaparadoras de tierras, incluidos sus financiadores y los gobiernos que las respaldan, deben rendir cuentas, sin embargo esto no se escucha en ninguna parte de las conversaciones de la UNFSS”.

“La UNFSS a menudo defiende a los jóvenes. Pero, ¿qué futuro tendremos cuando la afluencia de alimentos importados destruya la agricultura local? ¿Qué futuro tendremos cuando se hayan quitado tierras o se hayan despejado las selvas tropicales para monocultivos corporativos que no satisfagan las necesidades alimentarias nacionales, sino ‘cadenas de valor global’ que valoren las ganancias, en lugar del derecho a la alimentación, por encima de todo? dijo Rahmat Hidayat de la Juventud por la Soberanía Alimentaria.

“Si bien muchos jefes de Estado han confirmado la necesidad de tomar medidas enérgicas para promover sistemas alimentarios sostenibles y detener el cambio climático y la pérdida de biodiversidad, en la práctica, la ganadería insostenible y otras formas de producción industrial de alimentos siguen siendo fuertemente incentivadas por los gobiernos. Un número creciente de asociaciones e iniciativas público-privadas que promueven la financiación combinada hacen que las instituciones públicas dependan aún más de la financiación empresarial. Como resultado, las corporaciones tienen más influencia sobre las decisiones que toman muchas instituciones. Por ejemplo, la UNFSS promete tener una influencia directa en los resultados, lo que lleva a decisiones políticas que se centran en proteger los intereses privados en lugar de acciones urgentes y efectivas para defender la soberanía alimentaria, proteger la biodiversidad y abordar la emergencia climática”, dijo Isis Álvarez, coordinadora de la campaña de la Coalición Mundial por los Bosques.

“No hay evidencia de que las empresas multinacionales vayan a desarrollar de repente una conciencia y dejar de hacer lo que les conviene para obtener ganancias cada vez mayores. Sería ingenuo pensar que su participación en esta cumbre conducirá a sistemas alimentarios justos y equitativos para las mujeres en el Asia y el Pacífico”, dijo Marjo Busto, Cooridnadora del Programa del Foro de Asia Pacífico sobre la Mujer, el Derecho y el Desarrollo.

La Cumbre Mundial de los Pueblos sobre Sistemas Alimentarios reunirá al mayor número de pueblos rurales, organizaciones populares, OSC y defensores para redactar una Declaración para una transformación radical de los regímenes alimentarios actuales hacia sistemas alimentarios justos, equitativos y sostenibles. La Cumbre de los Pueblos también desarrollará un Plan de Acción de los Pueblos —su principal resultado— para lograr nuestro objetivo. Este Plan de Acción se basará en los resultados de las cumbres nacionales, regionales y sectoriales, así como en los talleres temáticos que se realizarán en diferentes países y regiones a partir de este mes.

El evento principal de la Cumbre Mundial de los Pueblos será una Plenaria de tres días en septiembre de 2021, tanto de forma virtual como sobre el terreno. Cada uno de los días de la Plenaria va a estar organizado por una conferencia de calle en uno de los países participantes. El cuarto día, la Plenaria finalizará con un Día de Acción mundial por los sistemas alimentarios justos, equitativos y sostenibles para destacar el papel y el compromiso de las personas.

Los organizadores de la Cumbre Mundial de los Pueblos sobre Sistemas Alimentarios son:

● Coalición Popular por la Soberanía Alimentaria (PCFS)

● PAN Asia Pacífico (PANAP)

● Coalición Campesina Asiática (APC)

● Grupo Árabe para la Protección de la Naturaleza (APN)

● Pueblo árabe por la soberanía alimentaria (ANFS)

● Foro de pequeños agricultores de África oriental y meridional (ESAFF)

● Movimiento de los pueblos indígenas para la autodeterminación y la liberación (IPMSDL)

● Coalición Internacional de Trabajadores Agrícolas (CAWI)

● Coalición de Mujeres Rurales Asiáticas (ARWC)

● Coalición Mundial por los Bosques (GFC)

● People Over Profit (POP)

● Red de investigación de Asia Pacífico (APRN)

● IBON Internacional

● Foro de Asia Pacífico sobre la Mujer, el Derecho y el Desarrollo (APWLD)